Región

Salud prevé levantar los confinamientos y abrir los bares tras el puente

Las terrazas del sector hostelero podrán abrir a partir de este mismo miércoles en 40 municipios de la Región y seguirán cerradas en cinco.
Salud prevé levantar los confinamientos y abrir los bares tras el puente
Un camarero atiende las mesas de una cafeteria.
Un camarero atiende las mesas de una cafeteria.

La Consejería de Salud podría levantar la semana que viene, tras el puente de la Constitución, algunas de las medidas "más duras" como son la restricción de movilidad regional y entre municipios, así como determinadas medidas en el sector de la hostelería, que podrían flexibilizarse si la Región pasa a la fase 1 de riesgo asistencial.

"Según los datos que vamos teniendo, podría ser así", según ha hecho saber el portavoz del Comité de Seguimiento del Covid en la Región, Jaime Pérez, que ha hecho este anuncio "con todas las precauciones" porque "no sabemos cómo va a evolucionar" la situación epidemiológica esta semana. Esta flexibilización de medidas se produciría, "si todo sigue así, y la evolución que hemos visto en las tres últimas semanas en la Región se consolida".

Si se levanta el confinamiento, espera que se haga tanto a nivel regional como municipal. Y es que el confinamiento perimetral de municipios está basado en unas tasas de incidencia que empiezan a no cumplirse en muchos municipios.

Tal y como evoluciona la incidencia, la Consejería aplicaría en el futuro "confinamientos en municipios concretos", de forma que se recuperaría la situación de julio y agosto, cuando la situación general no eran tan dura y se podía permitir la movilidad entre el resto de localidades.

"Todo ello va a depender de cómo sigamos esta semana, de la actitud responsable que tengamos y de que podamos seguir mejorando las cifras epidemiológicas en la Región", según Pérez.

En cuanto al toque de queda, ha señalado que habrá que estudiar su levantamiento pero cree que "es posible que permanezca" porque esta medida sí que tiene una utilidad "importante" ya que "restringe la movilidad en franjas horarias en las que el riesgo es mayor".

Actualización de medidas en la hostelería

El Comité de Seguimiento Covid ha analizado la situación en la Región y la de cada uno de los municipios, viendo la evolución de las tasas de incidencia en cada uno de ellos. Así, ha señalado que la tasa de incidencia acumulada de coronavirus a 7 días ha descendido un 40 por ciento en una semana, ya que hoy se sitúa en 101,6 casos por cada 100.000 habitantes.

En este sentido, ha recordado que la Región comenzó la semana pasada con una tasa de incidencia de 478 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, que actualmente ha descendido a los 267. En total, ha señalado que la curva de casos ha bajado un 75% desde el puente de noviembre.

La situación hospitalaria ha mejorado paralelamente, y la media de ingresos totales en la última semana epidemiológica (de lunes a domingo) ha sido de 425 personas y la media en los últimos siete días ha sido de 92 personas ingresadas en la UCI. "Seguimos, pues, en fase 2 de riesgo asistencial, aunque nos vamos acercando progresivamente a los umbrales de la fase 1, es decir, de menor carga asistencial para el sistema sanitario", ha afirmado Pérez.

Ha destacado que, según el informe de epidemiología, se podrán abrir las terrazas del sector hostelero a partir de este mismo miércoles en 40 municipios de la Región, de forma que solo cinco municipios se situarían en un nivel de alerta extremo: Yecla, Totana, Los Alcázares, Torre Pacheco y San Javier, que cuentan con tasas superiores a 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por lo que sigue suspendida la actividad hostelera en ellos, también en terrazas.

Ha puntualizado que los municipios de Aledo y Albudeite cuentan con un tratamiento especial al tener menos de 10.000 habitantes. En el caso concreto de Albudite, aunque debería figurar con nivel de alerta extrema por la incidencia acumulada en los últimos siete días, ha reconocido que "lo cierto es que se ha concentrado en un brote familiar de seis personas". Por ello, al ser un municipio de menos de 10.000 habitantes se permitirá la apertura de terrazas al 75 por ciento.

En lo que respecta a Aledo, también figuraría en un nivel de alerta extremo, pero se trata de nuevo un brote familiar que está controlado lo que, unido a que es un municipio pequeño, hace que Salud considere que la situación epidemiológica está "controlada" y también se permitirá la apertura de terrazas al 75 por ciento. No obstante, ha advertido que "es previsible que la tasa crezca en esta localidad en los próximos días porque se están haciendo pruebas".

Por otro lado, los municipios que cuentan con una tasa de incidencia de entre 250 y 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días se sitúan en un nivel de alerta muy alto y podrán abrir sus terrazas al 75 por ciento, siempre con el cumplimiento del resto de medidas de prevención. En concreto, estos municipios son Ceutí, Lorca, Cehegín, Abanilla, Alhama de Murcia, Archena, Puerto Lumbreras, Caravaca de la Cruz, Calasparra y Jumilla.

Por último, los municipios en un nivel de alerta medio-alto son Ojós, Librilla, Ricote, Beniel, Lorquí, Campos del Rio, Bullas, Ulea, Abarán, Villanueva, Fortuna, Moratalla, Santomera, Cartagena, Pliego, Molina de Segura, Las Torres de Cotillas, Alguazas, Murcia, Águilas, Alcantarilla, Fuente Álamo, La Unión, Mula, Cieza, Mazarrón, Blanca y San Pedro del Pinatar. Estos 28 municipios, que registran una tasa de incidencia que oscila entre 75 y 250 casos por cada 100.000 habitantes, en un periodo de 14 días, podrán abrir las terrazas al cien por cien a partir del próximo miércoles.

Pérez ha señalado que estas medidas se mantendrán vigentes hasta su revisión el próximo lunes, 7 de diciembre, cuando se analizará la semana epidemiológica completa que se inicia este lunes. Respecto a los datos de nuevos casos recabados este domingo, Pérez ha reconocido que los datos no son muy representativos porque ese día se hacen "menos pruebas". Así, destaca que la tasa de positividad el domingo fue del 3,5 por ciento, pero ha advertido que "hay que esperar porque se hicieron 1.080 pruebas".

Población en la calle

Ha afirmado que "es momento de responsabilidad ciudadana y de seguir haciendo las cosas como las estamos haciendo, porque está en nuestras manos que sigamos mejorando progresivamente para que las medidas sean cada vez menos restrictivas".

Pérez ha reconocido que le preocupa la "relajación" de la población y que la gente "se sienta segura". Así, ha admitido que algunas de las imágenes vistas este fin de semana de gente en la calle "pueden ser un poco preocupantes", pero no le preocupa tanto siempre que "sean en la calle, con mascarilla y que el cruce con personas sea durante un tiempo limitado".

"No nos podemos relajar", según Pérez, quien ha señalado que son los agentes de autoridad, especialmente las policías locales, "las que realmente tienen que acompañar a la Consejería de Salud en este tema". Así, si hay mesas con más de seis comensales, "estarían infringiendo la normativa y se deberían tomar medidas", ha afirmado.

En este sentido, ha corroborado que se han impuesto sanciones "por saltarse todo tipo de normativas, incluidas por supuesto la de saltarse la hora del toque de queda o el número de personas en reuniones".

Test de antígenos en farmacias

Al ser preguntado por el plan para poder hacer test de antígenos a funcionarios en farmacias, Pérez ha señalado que la Consejería de Salud envió el proyecto el viernes. "Que yo sepa, actualmente no se ha recibido contestación, pero también es previsible porque ha habido un fin de semana de por medio", ha corroborado.

Ha afirmado que la voluntad de la Consejería es que se empiecen a hacer test en las farmacias, al menos al grupo de funcionarios inicialmente. "Luego iremos viendo cómo funciona para el resto de colectivos", ha señalado.

Salud prevé levantar los confinamientos y abrir los bares tras el puente