guardia civil »

Cae una red de butroneros que asaltó 25 bancos en Portugal

Cuatro arrestos se han producido en Beniel, dos en Águilas, uno en Murcia y otro más en la pedanía de Zeneta.
Cae una red de butroneros que asaltó 25 bancos en Portugal
Foto: Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido en Alicante y Murcia a 24 personas acusadas de robar cuatro millones de euros en 25 entidades bancarias de Portugal en un año por el procedimiento del butrón, además de haber obtenido más de 265.000 euros por estafas mediante facturas y pagarés falsos.

Tras más de 20 meses de investigaciones sobre este grupo criminal, la Guardia Civil ha desarticulado esta red -no se descartan más detenciones- que operaba en España, Portugal, Francia y Suiza, y que estaba especializada en el robo con butrón, según informa el instituto armado en un comunicado.

Entre los arrestados, de nacionalidades española, serbia, croata, rumana y paraguaya, y con edades comprendidas entre los 21 y los 63 años, figuran los cabecillas de la organización y los responsables de blanquear el dinero obtenido. Todos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Torrevieja (Alicante).

La Guardia Civil inició sus pesquisas tras la comisión de varios robos en gasolineras, naves industriales y otros establecimientos en la provincia de Alicante.

Los ahora detenidos, según las agentes, no tienen actividad laboral pero gozan de un alto nivel de vida, alternando la gestión de distintos negocios con los asaltos.

Fruto de las investigaciones, y tras relacionar a dicho grupo con dos robos ocurridos en 2012 en empresas de Guardamar del Segura (Alicante) y Águilas (Murcia), se constata que podrían estar delinquiendo en otros países como Portugal, Francia y Suiza, a los que se desplazarían para cometer robos en grandes empresas y entidades bancarias.

Así, se les atribuye el robo en 25 entidades bancarias en Portugal en un año, ascendiendo el valor de lo sustraído a cuatro millones de euros.

El grupo actuaba de manera coordinada, teniendo cada uno de sus componentes un cometido concreto.

Se desplazaban a su objetivo con un vehículo de alta gama, obtenido a través del entramado de compra-venta de la organización, o bien alquilado, para lo que utilizaban las identidades de terceras personas.

Accedían a los bancos realizando butrones, inutilizaban sistemas de seguridad y, con la ayuda de herramientas específicas, forzaban cajas acorazadas para obtener principalmente oro y dinero en efectivo.

Tras finalizar el asalto, regresaban de inmediato a España, para evitar ser interceptados en los países en lo que habían delinquido.

Los ahora detenidos blanqueaban el dinero obtenido ilícitamente y estafaban a través de una red de negocios paralelos como empresas del sector de la construcción, mediante las que se emitían de manera fraudulenta facturas, nóminas y cheques, abrían restaurantes, en los que no escatimaban en gastos a la hora de realizar trabajos de reforma, acondicionamiento y en mobiliario.

Además, compraban coches de lujo que transferían a nombre de terceras personas, les sustituían las placas de matrícula por unas falsas o sustraídas y, tras cometer los robos, los vendían; adquirían inmuebles de gran valor y desviaban capitales a países extranjeros a través de envío de dinero.

Realizaban los pagos con dinero en efectivo, sin importar la cantidad y utilizaban a terceras personas como titulares o administradores de sus bienes y empresas.

Así, después de comprar pagarés a empresas, pasaban a endosar o truncar los mismos a terceras entidades, que no percibirían el dinero de la deuda al vencimiento de la misma, debido a la insolvencia de sus empresas.

La incautación de abundante documentación, como pagarés, facturas y cheques fraudulentos, ha permitido desmontar el entramado mercantil de este grupo que habrían defraudado, a día de hoy, más de 260.000 euros a empresas y entidades bancarias.

La operación, denominada 'Falcata', se inició a mediados de junio y ha continuado hasta finales de septiembre.

En total, se han practicado 19 registros domiciliarios en las localidades alicantinas de Torrevieja, Alicante y Orihuela Costa, así como en los municipios murcianos de Santomera, Alquerías y Beniel.

Cae una red de butroneros que asaltó 25 bancos en Portugal