sanidad »

Cada año se diagnostican en la Región unos 500 casos de cáncer colorrectal

La Arrixaca incorpora una técnica que mejora el tratamiento del cáncer de colon.
Cada año se diagnostican en la Región unos 500 casos de cáncer colorrectal
Equipo de profesionales del hospital Virgen de la Arrixaca.

El hospital clínico universitario Virgen de la Arrixaca ha incorporado una técnica pionera que reduce de diez días a uno el tiempo necesario para conocer el estado mutacional del cáncer de colon metastásico, lo que facilita la toma rápida de decisiones terapéuticas.

En la Región de Murcia se diagnostican cada año aproximadamente 500 casos de cáncer colorrectal, el tercero más frecuente en el mundo, el 50 por ciento de los cuales desarrollarán metástasis, y es en esta fase donde el diagnóstico molecular juega un papel importante en la selección del fármaco más idóneo.

Gracias a acuerdos con empresas de biotecnología, el hospital Virgen de la Arrixaca incorpora técnicas de diagnóstico molecular mucho más sensibles y específicas, logrando de esta manera considerables avances en el diagnóstico y tratamiento de pacientes oncológicos.

Se trata de tener un conocimiento molecular más preciso de la enfermedad en cada paciente, para poder diseñar el tratamiento más específico y efectivo en cada caso. Este nuevo enfoque se denomina medicina personalizada, que es ya una realidad en este hospital, gracias al trabajo conjunto de los Servicios de Anatomía Patológica, Análisis Clínicos y Oncología Médica.

Así, la realización local con esta tecnología supone un avance en rapidez y precisión para el tratamiento de los pacientes. El futuro inmediato será la implantación de nuevos marcadores moleculares para cáncer de pulmón y melanoma.

Esta misma tecnología podrá ser utilizada en breve para la realización de ‘biopsias líquidas’, que permitirán el seguimiento de las mencionadas mutaciones genéticas durante el tratamiento del tumor.

La ubicación física del equipamiento se encuentra en Anatomía Patológica, un servicio central que proporciona soporte diagnóstico al resto de especialidades médicas y quirúrgicas. La plantilla consta de un jefe de servicio y responsable de la patología molecular, 11 patólogos, cuatro médicos internos residentes y una bióloga molecular, junto con el personal técnico (enfermeras, técnicos de anatomía patológica y auxiliares).

Cada año se diagnostican en la Región unos 500 casos de cáncer colorrectal