EN IRAK

Bagdad cuenta con casi un centener de muertos tras una oleada de atentados

Alrrededor de unas 100 de personas han muerto y otras 200 han resultado heridas en una consecucion de ataques a los principales barrios chiíes de Bagdad y Salahedín, al norte de la capital iraquí.
Bagdad cuenta con casi un centener de muertos tras una oleada de atentados

Alrrededor de unas 100 de personas han muerto y otras 200 han resultado heridas en una consecucion de ataques a los principales barrios chiíes de Bagdad y  Salahedín, al norte de la capital iraquI. Según han informado fuentes policiales y del Ministerio del Interior, en Bagdad, el estallido de cuatro coches-bomba y tres artefactos explosivos, además de dos ataques armados, causaron al menos veinte fallecidos y 64 heridos en diferentes barrios, con predominio suní, chií y cristiano.

El atentado más sangriento en Bagdad se ha producido en el distrito de Al Kazimiya, donde al menos seis personas han perdido la vida y otras quince han resultado heridas por la detonación de un vehículo cargado con explosivos cerca de un restaurante. Otras seis personas, la mayoría policías, perecieron y otras tres sufrieron heridas por los disparos de un grupo armado que atacó un puesto de control en la zona de Al Sarafiya, en el centro de la ciudad.

Entretanto, en la provincia de Salahedín, al menos nueve personas han muerto y 39 han resultado heridas por la explosión de cuatro coches-bomba. La mayoría de los atentado ha tenido como objetivos los edificios gubernamentales de esta provincia y la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, el partido del presidente iraquí, Yalal Talabani, en las zonas de Biyi, Al Duyail, Balad y Al Tuz.

El Ministerio de Interior iraquí ha acusado a Al Qaeda y a los grupos armados vinculados a esta organización terrorista de estar detrás de los atentados. En un comunicado, el Gobierno ha apuntado que los grupos terroristas "están haciendo grandes esfuerzos para dar la impresión de que la situación de seguridad en Irak no es estable" e intentan demostrar a los seguidores de Al Qaeda que todavía actúan en territorio iraquí.

Irak vive un repunte de la violencia desde la retirada de las tropas procedentes de EE UU, el 18 de diciembre pasado, y la emisión, un día después, de una orden de arresto contra el vicepresidente suní del país, Tareq al Hashemi, por supuestos delitos de terrorismo. Los enfrentamientos entre el bloque parlamentario chií del primer ministro, Nuri al Maliki, y los ministros del partido suní Irakiya se han incrementado en los últimos dos meses.

Bagdad cuenta con casi un centener de muertos tras una oleada de atentados