ROMPIÓ CON SU EXSOCIO EN 2008

Urdangarin tenía la sensación de que "las cuentas no eran transparentes"

El duque de Palma declara que se apartó de su exsocio, Diego Torres, porque se dio cuenta de que las cuentas no eran transparentes.
Urdangarin tenía la sensación de que "las cuentas no eran transparentes"
La declaración ante el juez y el fiscal fue larga y tensa. Foto: diarioSí.com

El duque de Palma ha declarado ante el juez instructor del caso, José Castro, que se apartó de su exsocio, Diego Torres, porque se dio cuenta de que las cuentas no eran transparentes, y que decidió no denunciarle por tener previsto acometer otros proyectos y por no disponer de pruebas contundentes contra él.

El yerno del Rey en todo momento de su declaración ha desviado la responsabilidad de los hechos imputados señalando a Torres, su esposa y otros encargados del instituto Nóos; se ha definido a sí mismo como "experto asesor y mediador, pero no contable". Ha insistido en que había tenido conocimiento de las facturas presuntamente falsas porque él "era ajeno al sistema de contratación.

Urdangarin ha remarcado continuamente que él "estaba desvinculado", "desconocía", "ignoraba", había tenido constancia de la realidad "en ese mismo momento". Delcaraciones orientadas todas a sostener su ausencia de implicación en los hechos, tanto en los negocios y asesoramientos de Nóos con el Gobierno de Baleares como con la Generalitat Valenciana, la cuenta suiza y las comisiones cobradas con facturas falsas por trabajos no realizados.

La declaración ante el juez y el fiscal fue larga y tensa, y durante ella el duque de Palma se hizo una pequeña herida en el labio que controló con un pañuelo, pero no quiso en ningún momento descansar, a pesar de que se le ofreció hacer una pausa.

Urdangarin y su esposa, la infanta Cristina, se encuentran en estos momentos de camino de vuelta a Washington, donde residen desde 2009.

Urdangarin tenía la sensación de que "las cuentas no eran transparentes"