LUGO

Un artefacto casero provoca desperfectos en la casa natal de Manuel Fraga

La casa natal de Manuel Fraga en Vilalba (Lugo) ha sufrido un ataque con un artefacto explosivo que no ha causado heridos pero sí destrozos materiales y cuya autoría no ha sido reivindicada.
Un artefacto casero provoca desperfectos en la casa natal de Manuel Fraga
Miembros de la Policia Judicial y agentes de la Guardia Civil investigan en la entrada de la sede de la Fundación Manuel Fraga. Foto: EFE

La casa natal de Manuel Fraga en Vilalba (Lugo) ha sufrido un ataque con un artefacto explosivo que no ha causado heridos pero sí destrozos materiales y cuya autoría no ha sido reivindicada.

No obstante, según ha dicho el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo, todo indica que se pueda atribuir al grupo Resistencia Galega.

El suceso ocurrió sobre las 6,15 horas en la calle de A Pravia, casa natal del expresidente gallego, que en los últimos meses ha estado en obras, ya que el próximo viernes estaba previsto que se inaugurase en ella la sede de la Fundación Manuel Fraga.F

inalmente el acto se celebrará igual, ha confirmado el vicepresidente de la Fundación, José María García Leira, que ha atribuido el acto a "algunos dementes".

El artefacto, consistente en una garrafa con un temporizador, ha explotado en la puerta de acceso al edificio, que ha quedado destrozada, y también ha provocado desperfectos en los cristales de lo edificios aledaños. "Por las características del artefacto, la Policía nos tiene informados de que, efectivamente, todo parece indicar de que sea cosa de Resistencia Galega", ha dicho el delegado del Gobierno en Galicia en declaraciones a los medios, durante el acto de inauguración de un cuartel de la Guardia Civil en Santa Comba (A Coruña).

En este acto también estaba presente el secretario de Estado de Seguridad, Justo Zambrana, que ha incidido en que los responsables serán perseguidos por las fuerzas de seguridad hasta ponerlos a disposición de los jueces.

En los últimos meses se han producido en Galicia varios ataques similares a sedes de partidos políticos y sindicatos e incluso en domicilios de colaboradores de medios de comunicación, que la investigación ha atribuido hasta el momento al grupo Resistencia Galega.

No es la primera vez que una de las viviendas de Manuel Fraga sufre un atentado, ya que su residencia de verano de Perbes (A Coruña) fue objeto de un ataque en mayo de 1988 que causó graves desperfectos y cuya autoría fue atribuida al Exército Guerrilleiro do Povo Galego Ceive (Ejército Guerrillero del Pueblo Gallego Libre).

El atentado ha provocado el rechazo unánime de los partidos políticos gallegos con representación en el Parlamento, así como de distintas organizaciones sindicales y sociales de la Comunidad.

El portavoz del PPdeG en la Cámara autonómica, Pedro Puy, sobrino de Manuel Fraga, ha condenado el ataque y ha transmitido la solidaridad de su partido a los trabajadores y a los habitantes de Vilalba, "que han visto sobresaltada su existencia".

Puy ha señalado durante una conferencia de prensa que cuando se ataca a una fundación con un carácter tan simbólico, ya que Manuel Fraga fue presidente de la Xunta dieciséis años, se ataca también al bagaje y a la historia de éxito de la Comunidad autónoma.

También el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, ha expresado hoy el "apoyo incondicional" de su partido al PPdeG tras el ataque y ha asegurado que "en Galicia no hay sitio para los violentos ni para la violencia".Desde la "discrepancia ideológica", Vázquez ha querido asimismo pedir el "máximo respeto" para todas las formaciones políticas y ha dicho: "Nos sentimos como si fuese a nosotros a quien se nos hace ese ataque absolutamente antidemocrático".

Y el portavoz del BNG en el Parlamento, Carlos Aymerich, ha destacado que este tipo de atentados lo único que hacen es "unir más" a todos los que entienden que las únicas armas son el diálogo y la política.

Un artefacto casero provoca desperfectos en la casa natal de Manuel Fraga