EN EL PALACIO KURSAAL

La Izquierda Abertzale pide disculpas a las víctimas de ETA por el dolor causado

Dirigentes de la izquierda abertzale,asistieron el pasado domingo a un acto multitudinario en el Palacio Kursaal de San Sebastián, donde manifestaron su "profundo pesar" por "las consecuencias dolorosas derivadas de la acción armada de ETA".
La Izquierda Abertzale pide disculpas a las víctimas de ETA por el dolor causado

Dirigentes de la izquierda abertzale, como Rufi Etxeberria, Maribi Ugarteburu y Pernando Barrena, asistieron el pasado domingo a un acto multitudinario en el Palacio Kursaal de San Sebastián, donde manifestaron su "profundo pesar" tanto por "las consecuencias dolorosas derivadas de la acción armada de ETA" como por su "posición política con respecto a las mismas, en la medida en que haya podido suponer, aunque no de manera intencionada, un dolor añadido o un sentimiento de humillación para las víctimas".

A este acto político que ha contado, además, con la presencia de representantes institucionales de Bildu, como el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, también han asistido representantes de las otras formaciones políticas firmantes del Acuerdo de Gernika, Patxi Zabaleta de Aralar, Ikerne Badiola de EA, Oskar Matute de Alternatiba, el diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo, y la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide.

Asimismo, han acudido entre las cientos de personas que se han dado cita en el Kursaal, invitados por la izquierda abertzale, el viceministro de la Presidencia para Monitoreo y Evaluación de Sudáfrica y parlamentario de African National Congress ANC Kopeng Obed Bapela, el también miembro de este partido Robert McBride y el parlamentario del Sinn Féin Alex Maskey.

En el acto amenizado con música, danza y audiovisuales con, entre otras, imágenes de ruedas de prensa de la izquierda abertzale, el Acuerdo de Gernika o la Declaración de Aiete, Obed Bapela y Maskey han destacado la importancia de que todos los partidos se comprometan en un diálogo "pacífico y democrático" para lograr la paz que han esperado se dé pronto en Euskadi.

A continuación, Maribi Ugarteburu ha leído la declaración "Construyamos la Paz en el proceso democrático" en la que la izquierda abertzale reconoce "el dolor y el sufrimiento que las diversas manifestaciones de violencia han producido en Euskal Herria, la generada tanto por la actividad armada de ETA como por las políticas represivas y de guerra sucia de los estados español y francés" y, además, acepta que, "mediante sus declaraciones o actos, ha podido proyectar una imagen de insensibilidad frente al dolor causado por las acciones de ETA".

En el documento, se señala que ETA "ha dado por finalizada su actividad armada", pero, sin embargo, "este hecho no ha traído consigo el fin de todas las violencias". A este respecto, considera necesario que "se termine con la actual política penitenciaria, totalmente inhumana" y dice que "se debe dar fin a la dispersión".

También afirma que ETA y los gobiernos español y francés "deben abrir un proceso de diálogo y acuerdo para tratar las consecuencias del conflicto y resolverlas para siempre". Asimismo, apuesta por una justicia transicional en el "largo tránsito hacia un escenario democrático que garantice la paz". A su juicio, la misma deberá ser un instrumento para superar las consecuencias del conflicto, promover la reconciliación y no buscar la existencia de "vencedores y vencidos".

En su intento por acometer una reparación global a las víctimas de «las diversas manifestaciones de violencia» y «sin querer proceder a ninguna clasificación del dolor», la izquierda abertzale fija también la necesidad de «conocer la verdad» de lo ocurrido. Para ello, plantea la constitución de «una comisión de la verdad» de carácter internacional, que recoja y compile de forma «neutral» los distintos relatos que existen.

La Izquierda Abertzale pide disculpas a las víctimas de ETA por el dolor causado