Con 529.530,81 millones de euros

Unos 800 bancos se benefician de la nueva inyección del BCE

EL Banco Central Europeo da un nuevo respiro a más de 800 bancos pertenecientes a la zona euro, ya que ha vuelto a dar liquidez djudicando la cifra récord de 529.530,81 millones de euros a tipo fijo.
Unos 800 bancos se benefician de la nueva inyección del BCE
Logotipo del Banco Central Europeo. Foto: diaríoSí.com

EL Banco Central Europeo da un nuevo respiro a más de 800 bancos pertenecientes a la zona euro, ya que ha vuelto a dar liquidez djudicando la cifra récord de 529.530,81 millones de euros a tipo fijo en la segunda subasta de liquidez con vencimiento a tres años celebrada por la institución, por lo que tendrán que devolver el dinero el 26 de febrero de 2015 con unos intereses en torno al 1%, según informó el organismo presidido por Mario Draghi.

De ese medio billón de euros se espera que cerca de 100.000 vayan a parar a entidades financieras españolas. En estos momentos, según datos del Banco de España a 31 de enero de 2012, la deuda de la banca española con el BCE asciende a 133.177 millones. La cifra adjudicada supera así en un 8,2% el anterior récord de adjudicación de la entidad, establecido en la primera de estas operaciones de refinanciación a tres años, que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre, cuando el BCE distribuyó entre los bancos 489.190,75 millones de euros entre 523 entidades.

La rentabilidad media de la deuda soberana española fue en enero del 5,3 % y de la italiana del 6,6 %. Los bancos españoles, por ejemplo, compraron en enero deuda soberana por valor de 23.100 millones de euros, un 11% más que el mes anterior. Y los bancos italianos compraron en enero deuda soberana por valor de 20.500 millones de euros, un 8 % más que el mes anterior, según cifras del BCE.

Tras conocerse el resultado de esta segunda, y en principio última, subasta de liquidez del BCE con vencimiento a tres años, el euro se debilitaba frente al dólar hasta 1,3427 dólares, tras haber llegado a marcar un máximo intradiario de 1,3485 dólares antes de la operación de refinanciación.

Sin embargo, este segundo chute de capital debe ir destinado a que el dinero llega de una vez por todas a las economías reales. Es decir, para que los bancos reciban la liquidez que llevan solicitando y así poder transformarla en créditos a familias y empresas para empezar a reactivar la actividad económica. Pero el BCE tampoco quiere abrir la puerta a una tercera inyección tan potente de capital porque los bancos podrían volverse irremediablemente dependientes de este sistema económico.

Unos 800 bancos se benefician de la nueva inyección del BCE