Presupuestos Generales 2014 »

Pensiones, paro e intereses se llevan el 54% del gasto presupuestado

Las tres suponen el 54,6% del gasto presupuestario previsto para 2014. Las pensiones subirán un 0,25% en el año 2014, el mínimo previsto.
Pensiones, paro e intereses se llevan el 54% del gasto presupuestado
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado al Presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014.

Las pensiones -que subirán un 0,25%-, la prestaciones por desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública -que llegará a ser casi del 100% del PIB-suponen el 54,6% del gasto presupuestario previsto para el año que viene. Así se desprende del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014, "los (Presupuestos) de y para la recuperación económica", según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, un crecimiento económico que pasa, a su entender, "por la reducción el déficit", que deberá ser del 5,8% del PIB en el conjunto de las administraciones.

"Son los Presupuestos que facilitan la vuelta del crecimiento económico y de la creación de empleo. Y lo hacen asentando las premisas sobre las que hemos construido los presupuestos de toda esta legislatura: el rigor, la austeridad y el compromiso con la reducción del déficit público. No había otra puerta para salir de esta crisis", ha insistido el titular de Hacienda, que también ha señalado el problema de la deuda.

Los Presupuestos detallan que la deuda pública escalará al 99,8% del PIB al cierre de 2014, lo que supone aproximadamente 1,05 billones de euros, determinado por las necesidades de endeudamiento de las Administraciones Públicas, pero en todo caso ha señalado que el pago de intereses será "asimilable" (36.590 millones).

El ministro ha incidido en que la rebaja en el pago por la deuda española se debe a "un nuevo clima de confianza" en los mercados que se ha traducido en un descenso de la prima de riesgo y un escenario favorable para que el Tesoro cubra las necesidades de financiación pública, unas necesidades que superarán los 240.000 millones en 2014.

Pensiones, paro e intereses se llevan el 54% del gasto presupuestado