FESTIVAL DE CANTE

Nervios y mucho arte en la primera semifinal de Lo Ferro

Tras el concurso, los asitentes pudieron disfrutar del espectáculo “Flamenco Vivo”, organizado y compuesto por gente joven.
Nervios y mucho arte en la primera semifinal de Lo Ferro
Tomás Perella y Antonio Sánchez. Foto: Sandra Karakeli

Cuatro cantaores compitieron anoche por un puesto en la final del Festival de Cante Flamenco de Lo Ferro. Juan Antonio Camino, de Córdoba, cantó por soleá, cartagenera, tangos y ferreña; Anabel Álvarez Castillo, de Almería, por soleá, guajira, malagueña y bulerías; Bernardo Javier Miranda, de Córdoba cantó por soleá, malagueña, carliña y taranta; y Manuela Cordero López por abandolaos, barribera, carliña y seguidillas.

“La calidad del concurso de cante de este año es muy alta. Los primeros premios van a estar muy reñidos, y en especial el Melón de Oro y el Molino de Lo Ferro”, comentó Mariano Escudero, presidente de la Peña Flamenca Melón de Oro.

Los nervios y la tensión cortaban anoche el ambiente del camerino de Lo Ferro. Todos los concursantes ensayaban, se aclaraban la voz, e intentaban recordar las letras. Los guitarristas oficiales del festival, Antonio Fernández “El Torero” y Antonio Carrión, los ayudaban a calmar el temple y recordar lo que la ansiedad no les dejaba, para finalmente subir al escenario ferreño y dar hasta el alma.

Tras el concurso de cante se relajaron los ánimos para dar paso a la fiesta que el espectáculo “Flamenco Vivo”, de Yaraví Serrano, nos ofreció.

“Es un espectáculo que aporta un poco de frescura, dentro de mi voz joven y de lo que me queda por aprender y estudiar; pero vengo esta noche con mi forma de ver el flamenco y sentirlo, lo que es Yaraví dentro del escenario”, explico Yaraví Serrano.

“Flamenco Vivo” es un espectáculo organizado y compuesto por gente joven, con sabor a alegría. Yaraví Serrano ha sabido rodearse de buenos músicos y bailaores. Su gripo está compuesto por guitarra, violín, caja, palmas, piano, y dos bailaores que pusieron los pelos de punta al público con un tango lleno de pasión y juventud en el qu el flamenco tuvo otro color. El duende estuvo asegurado con este bonito espectáculo que hace recordar el apoyo de Lo Ferro a los jóvenes flamencos.

Además, Tomás Pereila, Melón de Oro 2011, que la pasada noche no pudo actuar por motivos de salud, subió al escenario para hacer las delicias de los asistentes acompañado por el toque de Antonio Fernández “El Torero”.

Nervios y mucho arte en la primera semifinal de Lo Ferro